TRIPTOFAN

publicado a la‎(s)‎ 18 ene. 2013 11:02 por Martha Uribe   [ actualizado el 2 jul. 2013 10:12 por Miguel Rea ]

El triptofan, la molécula de esta semana, es un aminoácido esencial. Es decir debemos consumirlo como parte de nuestra dieta porque nuestro organismo es incapáz de sintetizarlo. Para la salud humana, el triptofan es importante porque es un precursor de la serotonina, un neurotransmisor, y de la nianina, también conocida como vitamina B3 y porque es un componente crítico de otras numerosas funciones metabólicas. En las plantas, el triptofan es también un precursor de hormonas vegetales llamadas auxinas, importantes para la regulación del crecimiento. El triptofan es una molécula relacionada con las fiestas decembrinas porque desde el punto de vista de la cultura popular se argumenta que el contenido de triptofan en el pavo es bastante alto y que es por esa razón que hay una sensación de somonolencia después de comelo. En realidad esa afirmación no es del todo correcta. Efectivamente, el triptofan es un precursor de la serotonina, que a su vez es un neutrotransmisor que participa en la regulación del sueño y en la modulación del estado de ánimo. Sin embargo, el triptofan se encuentra presente además en muchos otros alimentos incluyendo huevo, soya, queso (especialmente queso parmesano y cheddar), carne de cerdo, pollo, carne de res, salmón y leche, entre otros. El contenido de triptofán en el pavo es alrededor del 1%, una concentración similar a la de la carne de pollo, cerdo y res. A diferencia de esos alimentos, la leche tiene un contenido de aproximadamente 2.4%. Por esa razón, la cultura popular también recomienda tomar un vaso de leche caliente como auxiliar para conciliar el sueño. Se estima que la ingesta normal de triptofan en la dieta es de alrrededor de 0.5-1 gramo por día.

 

La investigación experimental que se ha hecho en los últimos 25 años indica que el tripofan puede ser un determinante importante del estado de ánimo, de la cognición y del comportamiento y que el triptofan, en combinación con otros tratamientos, puediera ser eficaz en el tratamiento de algunas enfermedades psiquiatricas, aunque la evidencia en ese sentido no es del todo consistente. El triptofan se ha ofrecido al público en forma de suplementos alimenticios y en 1989 en Estados Unidos esos suplementos fueron el centro de atención a causa de un brote de sindrome de eosinofilia mialgia que ocurrió en usuarios de suplementos de triptofan. Se contabiliaron más de 1500 casos del síndrome y 28 muertes aunque se estima que probablemente más de 5000 personas resultaron afectadas. Posteriormente se descubrió que el responsable del brote del sindrome de eosinofilia mialgia era una impureza en el triptofan producido por una compañia Japonesa. En respuesta a la tragedia, en 1990 la FDA de estados unidos prohibió la venta de triptofan como suplemento alimenticio, pero desde 2007 se encuentra nueva y legalmente disponible. Por todas esas razones y porque la química es parte de nuestras vidas, la molécula de la semana es el tritofan. 


Comments