Triclosán

publicado a la‎(s)‎ 26 sept. 2013 10:35 por CEACA UAQ   [ actualizado el 26 sept. 2013 13:02 por Miguel Rea ]
El Triclosán, un agente antibacterial y antifúngico, es un compuesto orgánico formado por 2 anillos bencénicos  unidos por un oxígeno,  uno de los anillos es diclorado y el otro tiene un grupo OH y un cloro. Su nombre químico es 5-cloro-2-(2,4-diclorofenoxy)fenol. El triclosán se usa desde 1972 como agente antibacterial en jabones, desodorantes, pasta de dientes, enjuagues bucales y en productos para la limpieza. Además, el triclosán se utiliza en diversos productos para evitar el crecimiento de bacterias en la superficie, por ejemplo en juguetes,  cepillos de dientes, mangueras, telas para elaborar ropa o zapatos, alfombras, etc. Un estudio reportado en 2002 concluyó que el uso de triclosán como recubrimiento antimicrobiano en material de sutura quirúrgico es seguro, y considera que debido a la relevancia clínica de infecciones en el sitio de la cirugía y el relativamente bajo nivel de triclosán requerido para inhibir la colonización bacteriana de la sutura, el uso de esta tecnología antimicrobiana es apropiada. En 2008, la Agencia de Protección del Ambiente de Estados Unidos otorgó la renovación de autorización de uso del triclosán después de haber analizado la información disponible y los resultados obtenidos en estudios realizados durante 2003-2004; el potencial de riesgo por la posibilidad de uso de más de un producto que contuviera triclosán también fue evaluado.  Sin embargo, estudios realizados más recientemente proporcionaron datos adicionales del efecto del triclosán en las hormonas tiroideas y efectos relacionados al estrógeno en animales de laboratorio, lo que llevó a la EPA a determinar que se requería de mayor investigación para evaluar las posibles consecuencias en la salud de los humanos.
El triclosán de los productos de limpieza o cosméticos usados pasa al agua residual donde parte de éste es degradado, y el resto sigue en el efluente. En el ambiente el triclosán puede reaccionar por efecto de la luz solar produciendo clorofenoles y dioxinas, compuestos químicos estables que se degradan lentamente, por lo que persisten en el ambiente y son bioacumulables, con variedad de efectos tóxicos. Se ha observado que dosis bajas de triclosán actúan como disruptor endocrino en ranas bloqueando el metabolismo de la hormona tiroidea. También se ha encontrado triclosán en la bilis de peces y en los sedimentos de lagos. Otros estudios sugieren que puede favorecer el crecimiento de bacterias resistentes a los antibióticos.
De acuerdo a la FDA en Estados Unidos el efecto anti-gingivitis del triclosán ha sido probado, pero no hay evidencia de que lavarse las manos con un jabón que contenga triclosán sea mejor que lavarse las manos con uno que no lo contenga. En marzo de 2010 una Comisión de la Unión Europea publicó su decisión para retirar al triclosán de la lista provisional de aditivos permitidos para ser usados en la fabricación de productos de plástico que fueran a estar en contacto con alimentos. Este año la EPA realizará la revisión de los resultados de nuevas investigaciones para establecer si el uso del triclosán sigue autorizado.

Comments