"la PUTRESCINA"

publicado a la‎(s)‎ 21 nov. 2013 10:09 por Miguel Rea   [ actualizado el 21 nov. 2013 10:09 ]
La putrescina o 1,4 diaminobutano, junto con la 1,5 diamino pentano o cadaverina y otras poliaminas, son consideradas como aminas biógenas,de bajo peso molecular que están presentes en casi todas las células, tanto en plantas, animales como microorganismos por lo que son un buen ejemplo de conservación evolutiva. Las aminas biogénicas se forman en los procesos de descomposición de materia orgánica, dándole a ésta descomposición su característico olor fétido. El proceso de descomposición de la materia orgánica se genera por bacterias que poseen enzimas especiales, las cuales atacan a los aminoácidos para formar las diaminas. Los tres compuestos para generar este proceso irreversible son, la lisina, la ornitina y la arginina, enzimas que se forman con la ayuda de microorganismos y de una coenzima común, el fosfato de piridoxal. En los seres superiores las principales poliaminas son la putrescina, convertible en espermidina y esta a su vez, en espermina. En el proceso de descomposición de la L-arginina, dependiendo del proceso metabólico que se presente, existen productos intermedios, pero el producto final siempre será la putrescina, quien no sufre ningún grado de descomposición posterior. La putrescina también se puede encontrar con frecuencia en alimentos fermentados como vino, queso, salchichas y otros productos. Por ejemplo, las bacterias lácticas que son capaces de sintetizar putrecina en la fermentación del vino, son la L. buchneri, la L. hilgardii, y la O. oeni. Nuestra molécula de la semana, fue descubierta por Alamán Brieg Ludwin en 1885, quien al descubrirla dijo: “llamé a este compuesto putrecina”, palabra latina putresco que significa podrido”. A escala industrial, la putrescina se produce a partir de un compuesto llamado succinotrilo, y a partir de esta se produce el nylon. La putrescina, también se puede producir por procesos biotecnológicos a partir de  Escherichia coli. A nivel celular y molecular  el papel  protagonista de las poliaminas, entre ellas la putrescina, es relevante y su presencia está asociada con los sistemas que regulan y controlan el crecimiento, la multiplicación y la diferenciación de las células, así como con el importante mecanismo conocido como apoptosis (conocido también como “suicidio celular”). Es decir, las poliamidas participan prácticamente en toda la fisiología celular. Si bien se considera que la putrescina es benéfica en pequeñas concentracioes, se ha demostrado en ratas de laboratorio que esta diamina, en concentraciones de 2.0 mg/kg de peso corporal, presenta toxicidad oral aguda.

Comments