Azul de prusia

publicado a la‎(s)‎ 26 sept. 2013 11:42 por CEACA UAQ   [ actualizado el 26 sept. 2013 11:42 por Miguel Rea ]
Todo artista que disfrute usando el azul de Prusia encontrará difícil de creer que un pigmento de un azul tan hermoso es el resultado de un experimento que salió mal. El descubridor del azul de Prusia, un hombre de apellido Diesbach, estaba tratando no de obtener un azul sino un rojo, es decir, la creación del azul de Prusia, el primer colorante sintético moderno, fue totalmente accidental. Diesbach, trabajando en Berlín, estaba tratando de crear el rojo de cochinilla en su laboratorio. Los ingredientes requeridos eran hidróxido de potasio y sulfato de hierro, pero buscando ahorrar lo más posible Diesbach usó un hidróxido de potasio que contenía impurezas de grasa animal, por lo que en lugar del rojo intenso que esperaba obtener,  apareció un rojo pálido y al intentar concentrarlo hubo un cambio primero a púrpura y después a un azul profundo. Su nombre se debe a su uso como tinte para los uniformes del ejército prusiano. 
El azul de Prusia también es llamado Azul de Berlín, Ferrocianuro férrico, Hexacianoferrato férrico y azul parisino. Es un compuesto que presenta en su fórmula 18 iones cianuro, y se dice que es de valencia mixta debido a que de los 7 iones  hierro que contiene, 3 se encuentran en estado de oxidación II y 4 en estado de oxidación III.  La pintura de Pieter van der Werff de 1709, “el entierro de Cristo” es la pintura más antigua conocida donde se usó el azul de Prusia. 
El tono azul profundo de este pigmento hace que se siga usando en la pintura, así como en el teñido de ropa, en la mecánica automotriz, y como sensor de otros metales, por ejemplo en presencia de cobre se tendrá un color azul brillante, y además tiene aplicaciones médicas.
La acumulación de metales pesados en los tejidos suaves del cuerpo provoca efectos adversos en la salud, por ejemplo,  cuando hay envenenamiento con talio comúnmente se presenta pérdida del cabello, una sensación quemante en la piel, así como náuseas, vómito y mareos; cantidades muy pequeñas de talio (15-20 mg talio/kg de peso corporal) tienen un efecto  fatal en humanos, cantidades más pequeñas pueden causar daño severo al sistema nervioso central. El talio puede entrar al cuerpo al ser mezclado con la comida o bebida, y el talio era un ingrediente en los venenos para ratas.. Desde los años sesenta, el azul de Prusia se ha usado para tratar a las personas que presentan problemas por cesio radiactivo (principalmente, Cs-137) y talio no radiactivo.. Los médicos pueden recetar azul de Prusia en algún momento si determinan que una persona que tiene contaminación interna se beneficiaría del tratamiento. El azul de Prusia ayudará a acelerar la eliminación del cesio y del talio del cuerpo. Este tipo de tratamiento se denomina terapia de quelación, y lo que ocurre es que el cesio y el talio son atrapados en los intestinos por el azul de prusia, impidiendo que sean reabsorbidos por el cuerpo; luego, estos materiales son excretados. Este tratamiento debe seguirse bajo vigilancia médica y el azul de prusia que se utiliza no es el disponible en una tienda que vende pigmentos, sino una forma farmacéutica de él. Por otra parte, la pasta de azul de prusia es una pasta suave de color azul compuesta por el pigmento, grasas minerales y un solvente que se utiliza como indicador óptico en rectificación de superficies metálicas en talleres de mecánica, matricerias y rectificadoras en general.

Comments